Los centros residenciales están adaptando sus dinámicas a medidas de máxima prevención para evitar infecciones en una población muy vulnerable y al mismo tiempo cubrir con la máxima seguridad las necesidades de las personas que van a ver a sus familiares y amigos.

Ante la situación pandémica causada por el coronavirus SARS-CoV-2 y con el objetivo de poder prestar la mejor atención a las personas que viven  en residencias, en Cugat  hemos elaborado un protocolo para las visitas, habilitar las visitas tiene como objetivo dar apoyo emocional.

Hemos empezado ya la desescalada, siendo participes de algunos de estos encuentros,  todos ellos envueltos de añoranza por ambas partes.

Esperemos que pronto se puedan abrazar.