ABRAZO TERAPIA

ABRAZO TERAPIA
18 ene 2016

El acto de abrazar es reconocido como una forma común de saludo en todo el mundo. Dependiendo de la cultura, del contexto y de la relación, el abrazo indica familiaridad, afecto, amor o amistad. 

Una persona puede abrazar a otra como muestra de apoyo o de confort.  En algunas culturas, y para algunas personas, especialmente entre extraños, un abrazo puede considerarse como una invasión del espacio privado. Es por esto que se han realizado muchos estudios y publicaciones acerca de los beneficios de ser abrazado.

En el acto del abrazo no solamente actúa la oxitocina, sino que también, el abrazo activa en el cerebro la liberación de serotonina y dopamina, por lo que resulta fácilmente entendible la razón por la que experimentamos una maravillosa sensación de bienestar, sedación, armonía y plenitud en el momento del abrazo. Devuelven la ilusión, la alegría y el buen humor, puesto que la risa es su fiel compañera.
Los abrazos en la gente mayor pueden reducir la demencia y aumentar la esperanza de vida. La energía positiva  creada entre las personas que son abrazadas, tiene una base psicológica en el cuerpo. 

A la gente con dolor crónico normalmente se le recomienda tener una persona que les toque en el área del dolor durante aproximadamente media hora diaria. Esto estimula las terminaciones nerviosas y aumenta el riego sanguíneo en los tejidos que lo rodean. Abrazar reduce los niveles de estrés relacionados con la vulnerabilidad de la persona al estrés vinculado a los trastornos. 

Los beneficios de la abrazo terapia son:

·Favorecen la comunicación afectiva con nosotros y con el otro.
·Aumentan los niveles de oxcitocina los cuales ayudan a sanar los sentimientos de soledad, angustia, enfado y aislamiento.
·Reducen el riesgo de enfermedades cardiovasculares.
·Fortalecen el sistema inmunitario.
·Aumentan la autoestima.
·Relajan los músculos ya que liberan la tensión del cuerpo. Incluso pueden erradicar el dolor y calmar los dolores.
·Equilibran el sistema nervioso.
·Nos enseñan a dar y recibir, nos muestran como el amor fluye en ambas direcciones.
·Son parecidos a la meditación y a la risa. Nos enseñan a dejarnos llevar y a estar presentes en el momento. Nos alentan a fluir con la energía de la vida y nos conectan con nuestro corazón, los sentimientos y la respiración.

“Necesitamos cuatro abrazos al día para sobrevivir, ocho para mantenernos y 12 para crecer” -Virginia Satir- ( psicoterpeuta famiiar estadounidense)
En Cugat Residencial implementamos esta terapia con el fin de ofrecer mayor calidad de vida a los mayores.
Ofrecemos dos sesiones de AbrazoTerapia semanales a nuestros residentes, y los cambios, son visibles des de el primer día.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

tres × tres =