Actividades en la residencia

Actividades en la residencia
20 ene 2017

El ingreso en una residencia, supone de manera diferente para cada persona, un cambio y tránsito por un proceso de adaptación emocional a un nuevo entorno y una nueva cotidianeidad.

Durante nuestra vida, transitamos por muchos procesos de duelo, siendo la adaptación un aspecto permanente a lo largo del ciclo vital. Gracias a las capacidades adaptativas, los recursos emocionales de cada persona, como del soporte y apoyo integral de quienes nos rodean, conseguimos superarlo saludablemente.

En este sentido, uno de los objetivos de mi trabajo en Cugat, es acompañar a las personas en su proceso adaptativo, realizando intervenciones directas con el/la residente, su entorno familiar y con su nuevo grupo de convivencia, para generar relaciones satisfactorias entre ellos.

Asimismo, inicio una valoración cognitiva y emocional de la persona, con su correspondiente seguimiento individualizado a lo largo de su estancia.

A partir de entonces, y de acuerdo a las valoraciones de todos los miembros del equipo interdisciplinario, se elabora un plan de adaptación específico a cada residente, para promover su participación en las diversas actividades en la residencia y amoldarlas a sus necesidades.

Las actividades que realizo en Cugat, son:

Taller de estimulación cognitiva.

Cuando las personas envejecen, algunas funciones psicológicas pueden resultar afectadas de diversa forma y magnitud. La alteración de la memoria es una de las más frecuentes. En estos casos, además del empobrecimiento intelectual que en general comporta, es la propia identidad, es decir, quien soy, de donde vengo, como es mi historia y como me proyecto al futuro, la que se encuentra afectada.

En estos talleres, a través de diversas dinámicas lúdicas, se potencian, por tanto, las capacidades cognitivas que las personas conservan, con el fin de mantenerlas el mayor tiempo posible, estimulando asimismo, aquellas funciones que podrían encontrarse en desuso.

El taller constituye también, una manera positiva de ocupar el tiempo libre. Un espacio donde los participantes encuentran un lugar para aprender, conversar, relacionarse, conocerse y compartir
experiencias.

Taller de Risoterapia.

En este taller, a través de diferentes juegos grupales, se busca recuperar la risa interior, la que se manifiesta espontáneamente, para desarrollar una actitud hacia uno mismo, construida sobre la base de emociones positivas. El reír nos hace sentir en sintonía con los demás.

En este sentido, la actitud favorable que las personas tengan consigo mismas, se ve reflejada en la manera de comunicarse, en sus vínculos interpersonales, y les protege delante de situaciones estresantes.

De este modo, con la música, el juego y el movimiento armónico como protagonistas, se liberan tensiones, se desinhibe y relajan el cuerpo y la mente, propiciando la apertura hacia un estado de conciencia en el que la risa tenga más cabida, para modificar el estado de ánimo.

Paseos semanales en la playa

Cugat se encuentra en un lugar privilegiado frente al mar. Podemos  disfrutar del aire libre, del sol y de la brisa del mar  de una manera amena y distendida, a la vez que estimulante. El privilegio del clima templado en el que nos encontramos, nos permite realizar paseos durante todo el año.

Asimismo, siempre que el tiempo lo permite, aprovechamos para realizar las actividades en el jardín de la Residencia. Un espacio verde, cómodo y acogedor en el que el que la estimulación sensorial adquiere relevancia.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

11 − Diez =