Judi y Noa, nuestras mascotas

Judi y Noa, nuestras mascotas
09 mar 2018

Las personas mayores sufren algunos problemas sociales y de salud, ya que a menudo no se sienten queridas, les cuesta comunicarse con otras personas, y acaban teniendo una sensación de soledad, aislamiento y poca estimulación mental.

Diversos estudios de los últimos 30 años han demostrado que la presencia de una mascota puede ser beneficiosa, en muchos sentidos, para las personas mayores que viven en una residencia, al igual que para aquellas que viven solas.

Algunas formas en las que las mascotas pueden mejorar la calidad de vida en las residencias de personas mayores incluyen:

Afección sin juzgar: Los perros, y también los gatos, demuestran su afecto de todo corazón, sin importar la edad, el físico, la salud mental o la personalidad de la persona

Atraen la atención: Los perros, los gatos u otras mascotas atraerán la atención gracias a sus movimientos y sus exhibiciones de juegos y de afecto. Esto motivará a las personas mayores y despertará su interés.

Contacto: El contacto realizado de una forma cariñosa es algo que mucha gente mayor puede echar en falta. Las mascotas son seres cálidos y cariñosos que se pueden acariciar, tocar o abrazar, lo que parece ayudar a reducir el estrés y ayuda a la salud en general.

Reminiscencia: Ver a un perro o a un gato nos traerá recuerdos de situaciones con mascotas del pasado. Recordar los viejos tiempos es positivo para los personas mayores.

Juegos: La gente mayor tiene pocas oportunidades de jugar, pero una mascota cariñosa puede ayudarles a dar rienda suelta a sus instintos más juguetones.

Estimulación mental: A mucha gente mayor le falta estimulación, ya que la televisión suele ser el único entretenimiento y es de naturaleza muy pasiva. Una mascota atraerá la atención de todos y proporcionará estimulación mental a través de la vista, el tacto, el olfato y el oído.

En Cugat tenemos la suerte de tener dos mascotas, Judi y Noa, las cuales queremos y cuidamos  todos los días.

judi_cugat_residencial
noa_cugat_residencial

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

diecisiete − quince =