Casi todos coincidimos en que la edad de mayor esplendor, belleza y serenidad de la mujer es la madurez o la también conocida Edad de Oro.

Es cuando la mujer se conoce así misma y sabe lo que realmente quiere y desea. Su personalidad está completamente desarrollada y se diferencia del resto de las mujeres.

Es cuando han conseguido su espacio en la vida y cuando después de haber luchado en miles de batallas ( hijos, trabajo…) se centran en ellas mismas.

Diversos estudios determinan que la mujer no encuentra su apogeo sexual hasta los 40 a 45 años. Y 9 de cada 10 mujeres de más de 50 años se siente joven como para sentirse mayor.

La belleza de las personas mayores no va ligada al mayor uso de cosméticos sino a hábitos del día a día que ayudaran a mujeres ancianas a estar divinas en la tercera edad.

En Cugat trabajamos en esta área, basándonos en nuestro proyecto de ACP, cada persona es única y a cada una de ellas les hace feliz una cosa, muchas de nuestras residentes, les gusta cuidarse,  sentirse guapas por dentro y por fuera, y para ello se hacen actividades como  el taller de manicura,  de masajes corporal, taller de cuidado de pies…