En Cugat Residencial nos encanta ayudaros y por eso os traemos una serie de consejos para ayudar a nuestros mayores en esta estación del año tan bonita como es el otoño.

Otoño es esa estación del año que nos ofrece una gran variedad de colores, pero también nos tenemos que adaptar a las horas, el frío y, sobre todo, a seguir cuidándonos.

Como sabemos que los cambios son difíciles, aquí te dejamos una serie de consejos para adaptarnos a estos cambios:

  • Eliminar responsabilidades: Los cambios en nuestros mayores a veces pueden ser muy grandes, por eso para aquellas personas que les resulta muy difícil afrontarlos, aconsejamos que las responsabilidades se eliminen y se centren en la rutina diaria para poder ser lo más independientes posibles.
  • Pedir que nos ayuden: Pedirles que nos ayuden con alguna tarea del hogar, así además de moverse sentirán que no están solos.
  • Aficiones: Sacar tiempo libre para pasarlo con ellos, haciendo aquello que más les gusta.
  • Horarios: Debemos de respetar su rutina diaria para que puedan disfrutar de aquello que les gusta y no descolocar sus horarios y rutinas.
  • Hacer actividades: Tenemos que motivarlos para que realicen alguna actividad física cada día o algunos días a la semana, dependiendo de las condiciones físicas de cada persona. En nuestro centro contamos con multitud de actividades diarias en las que puede participar cualquiera de nuestros mayores.
  • Comodidad y seguridad: Evitar que estén expuestos a situaciones peligrosas para que estén cómodos y puedan disfrutar de una mejor atención.
  • Realiza actividades divertidas: De vez en cuando es bueno saltarse las reglas y romper la rutina yendo a cines, teatros, o cualquier otro sitio que sea diferente y satisfactorio para ellos. 

En definitiva, para conseguir una buena comodidad y bienestar en nuestros mayores lo mejor es que estén en buenas manos, tanto dentro de casa como si tienen que disfrutar de ello fuera.