Trabajar en una residencia de ancianos requiere mucha vocación profesional. Como auxiliar de enfermería tendrás que tratar en tu día a día con personas mayores y garantizar su seguridad y bienestar.

La atención que estas personas necesitan depende de su edad y de su nivel de autonomía. Tendrás pacientes que serán capaces de desarrollar casi todas sus actividades ellos solos, pero también tendrás que atender a gente que necesitará mayor ayuda.

Funciones del profesional de enfermería

¿Cuáles son las tareas desarrolladas por un profesional de enfermería en una residencia? Como decimos, todo depende del paciente, pero en rasgos generales estas serán algunas de las principales actividades que desarrollarás en una residencia de ancianos: 

  • Ayudar a los ancianos a levantarse, lavarse y vestirse.
  • Ayudarlos a ir al baño.
  • Ayudarlos a comer y a tomar la medicación.
  • Aplicar cremas, apósitos o realizar curas.
  • Facilitar la tarea de su desplazamiento y a acostarse.
  • Asistencia en cualquier otra actividad diaria que no puedan realizar por ellos mismos
  • Detectar cambios en la salud física o mental.
  • Ayudarles en la integración con otros compañeros.

Siempre que un residente pueda realizar una tarea por sí mismo, debemos respetarlo y animarle a ello y a mantener su nivel de independencia y calidad de vida. Si en algún momento vemos que ya no son capaces de ducharse o ir al baño por sí mismos, sí que debemos intervenir, pero si observamos que se desenvuelven con la suficiente soltura, tenemos que respetarlo, ya que ellos se sentirán más autosuficientes y confiados.

Además de todos estos cuidados físicos, también hay que atender los cuidados psicológicos que todos los residentes precisan, especialmente las personas mayores. Para que se sientan cómodos a nuestro lado es fundamental que creamos un clima de confianza, en el que se sientan a gusto y cómodos a nuestro lado. Con algunos de ellos compartiremos actividades íntimas como puede ser ir al baño o ducharse, con lo cual debemos hacerles sentir bien, escucharles e intentar comprender todo lo que nos dicen; la empatía, por tanto, es una cualidad básica que un auxiliar de enfermería debe tener, máxime si trata con personas mayores.

Funciones de una enfermera profesional

Observar y notificar cambios en el estado del residente

Administrar medicación por vía subcutánea, intramuscular, intravenosa, oral y rectal;

Suministrar tratamientos curativos, paliativos y preventivos;

Colaborar con los médicos, ocupándose de labores como pesar y medir a los pacientes, aplicar apósitos y medir la presión sanguínea, entre otras;

Enfermedades como la diabetes, el asma, la obesidad, trastornos alimentarios son responsabilidad directa del equipo de enfermos que haya en el centro, ya que, dan seguimiento al paciente de forma diaria.

Aconsejar y explicar a los pacientes las indicaciones a seguir para llevar a cabo el tratamiento que les ha indicado el médico.

Diferencias profesionales entre Auxiliar de Enfermería y Enfermera

Aunque en ambos puestos la función principal es el cuidado sanitario de los residentes, no vas a realizar las mismas tareas como TCAE o, como se suele decir coloquialmente, auxiliar de enfermería, que como enfermera o enfermero.

¿En qué se parecen las tareas profesionales de auxiliar de enfermería y un enfermero?

La principal similitud entre un TCAE y un enfermero es que ambos forman parte del personal sanitario y comparten un objetivo en común: la atención y el cuidado integral de los residentes, aunque en cada puesto se ocupen de aspectos diferentes.

Tal como imaginas, el trabajo en equipo de estos profesionales es fundamental, no solo entre auxiliares de enfermería y enfermeros, sino también con todo el equipo multidisciplinar  de psicóloga, trabajadora social, educadora social y fisioterapeuta, para darles una atención   de calidad al usuario

En Cugat Residencial contamos con un gran número de profesionales de enfermería, en diferentes turnos, mañana, tarde y noche, los cuáles  desempeñan una labor fundamental en el proceso asistencial de los residentes.

De hecho, en muchas ocasiones ejercen de soporte de la enfermera del centro.