Según el último estudio publicado, en 2019, por la Sociedad Española de Reumatología, en nuestro país hay más de 7 millones de personas afectadas por enfermedades reumáticas. Frente a este dato, las manualidades para adultos mayores son una terapia ocupacional y preventiva muy recomendables.

Los resultados de esta investigación de prevalencia de las enfermedades reumáticas en la población adulta en España (realizada en 2016), han identificado que más de 5,5 millones de habitantes en España padecen artrosis lumbar, cerca de 880.000 personas sufren gota, casi 300.000 tienen artritis reumatoide, en torno a 215.000 artritis psoriásica, y algo más de 75.000 lupus eritematoso sistémico sobre una población de 37 millones de habitantes a partir de 20 años.

Para nosotros, en Cugat Residencial, las actividades son una prioridad en nuestro programa de atención: contribuyen a la mejora física y psicológica de los residentes.

En nuestra institución se coordinan diferentes talleres. Y concretamente, ante los datos de enfermedades reumáticas, os queremos contar acerca de los beneficios de las manualidades para adultos mayores.

Datos sobre enfermedades reumáticas en España

En el año 2000 se había realizado el estudio sobre enfermedades reumáticas por última vez. Como consecuencia de los cambios poblacionales más relevantes, en el ámbito de la salud, producidos en los últimos 16 años la Sociedad Española de Reumatología decidió repetir la investigación.

Esta vez con el objetivo de analizar qué grado de influencia tenían las nuevas variantes en la prevalencia de las enfermedades reumáticas.

Y los investigadores han destacado que los cambios poblacionales más importantes que podrían haber influido en las variaciones de prevalencia son: el envejecimiento de la población, el sobrepeso, la obesidad y el tabaco.

Otro resultado observado fue un ligero aumento en la prevalencia de la artritis reumatoide: 0,82%. De las otras patologías que se estudiaron en la edición anterior no se han encontrado diferencias muy significativas.

Beneficios de las manualidades para adultos mayores

Las manualidades para adultos mayores tienen múltiples beneficios. En primer lugar, son una excelente excusa para alimentar las relaciones sociales y los vínculos entre los residentes.

En términos terapéuticos mantienen niveles cognitivos activos: estimulan la psicomotricidad, la actividad visual y la concentración. Todas tareas fundamentales para mantener una buena calidad de vida durante la tercera edad.

El desarrollo de manualidades para adultos mayores contribuye a mantener un buen estado físico. Sí, no es en referencia a la actividad física como tal, que también. Sino porque les ayuda a mantener o mejorar la movilidad de las manos, la sincronización mano-ojo, y la precisión de sus movimientos.

Las manualidades para adultos mayores son una opción como terapia para mejorar o prevenir enfermedades reumáticas, en este caso la artrosis.

Otro beneficio importante, es ejercitar la creatividad. En este sentido también entra en juego el factor emocional. Hacer manualidades para los familiares es un punto clave. No solo hacerlas para mantenerse en activo, sino además añadirle una pizca de cariño para reforzar el bienestar una vez terminada la tarea.

Manualidades recomendadas para adultos mayores

Una de las manualidades para adultos mayores más conocida es el tejido. Contribuye a mejorar la destreza y la coordinación. Sostener agujas de tejer o un ganchillo mejora las habilidades de coordinación visual-espacial y mano-ojo, que tienden a disminuir después de llegar a la vejez.

Para mejorar o mantener buenos niveles de motricidad fina y destreza, hacer collage es una buena opción. Elegir un objeto ordinario, como una caja de cartón, y convertirlo en algo colorido y único pegando recortes de papel, lentejuelas, pompones, dejando volar la imaginación. Usar los dedos para rasgar y colocar los pequeños trozos de papel entrena los músculos y el cerebro para sintonizar los movimientos de las habilidades motoras finas.

También se recomienda hacer collage de fotos. Recopilar y organizar fotografías, traer recuerdos al presente, es una forma agradable de activar sensores de memoria y crear nostalgia. Esta actividad es muy beneficiosa para disminuir los niveles de ansiedad y mejorar la autoestima.

Y, por último, la más simple, pero no por ello la menos importante: colorear imágenes. Sí, es una de las actividades más importantes porque el nivel de habilidad requerido es muy bajo.

Es decir, incluso aquellas personas mayores que ya no pueden sujetar un lápiz, pueden imaginar como colorear una imagen y dictar a otra persona que lo haga. De esta manera, no pierde la posibilidad de compartir actividades en grupo, y estimular su imaginación.

A través de la repetición y el detalle, este tipo de actividades provocan respuestas neurológicas positivas, que reducen los niveles de estrés y ansiedad.

En Cugat Residencial consideramos fundamental el desarrollo emocional de las personas mayores, contacta con nosotros. Recorre nuestras instalaciones y conoce la calidez humana de nuestro centro.