El personal es un verdadero encanto y mi padre que era muy reacio a salir de su casa, está disfrutando mucho de estar allí, realiza muchas actividades y se siente muy integrado en el grupo.