A pesar de las dificultades que las familias están atravesando en esta pandemia, en la cual ven a sus padres por videollamadas, los visitan con muchas restricciones, a una distancia de 2.5m, tienen plena confianza en el equipo de Cugat.
Ya que ellos no pueden estar cerca de sus seres queridos, somos sus ojos y sus manos, su gran apoyo.

Hemos recibido mensajes de ellos, han querido agradecer nuestro trabajo diario, y nos han enviado muestras de cariño por el trato que reciben sus padres a diario.

Gracias, a todos ellos por hacernos los días más fáciles.
Seguiremos luchando por el bienestar de ellos